domingo, 28 de septiembre de 2008

La única verdad es la realidad

Se está yendo septiembre. El noveno mes del 2008, en pocos días será historia. Los que ya festejan el año nuevo (Rosh Hashana) son los hermanos judíos, que van por el 5769, aunque si les dan un cheque con esa fecha, seguramente te caguen a puteadas. De cualquier modo, los mismos judíos están recalientes con un par de su comunidad que la juega de buenito y altamente comprometido con el futuro, aunque solamente se encuentre comprometido con Julio de Vido, Kirchner y su propia billetera.
Resulta ser que el denominado “Rey de la Soja”, ese “yuyo” mencionado por Cristina en varias ocasiones, Gustavo Grobocopatel, fue duramente castigado por integrantes de su propia comunidad, en boca de familiares de los muertos en la AMIA. La Agrupación de Familiares y Amigos de Víctimas del atentado a la AMIA dijeron –sin anestesia- que “La gente que comercia con Irán, tiene una sola Patria y una sola religión: El dinero”. Sergio Burstein, miembro de la mencionada Agrupación, apuntó durante el acto que cada 18 se lleva a cabo en la Capital Federal, que los empresarios que llevan adelante transacciones y negocios con Irán por varios millones de dólares son éticamente responsables por los muertos, aunque “grande fue nuestra sorpresa cuando descubrimos que uno de ellos es judío, es Gustavo Grobocopatel aunque Burstein solo lo mencionó como “esa persona”, culminando el comentario con la excusa dada por Grobocopatel para hacerse de mas dólares: “El comercio ayuda a la paz”, aunque se pregunto si Grobocopatel hubiese comerciado con Hitler en pos de la paz.

Dando vuelta la página, saliendo de la comunidad judía y entrando de lleno en el Catolicismo, esta semana el Cardenal Bergoglio se dio el gusto y reunió a todo el arco opositor a los Kirchner. Con la excusa (la política siempre se vale de las excusas para bien o para mal) de una “Jornada sobre Pastoral Social hacia el Bicentenario”, el Cardenal Jesuita se rodeó del Jefe de Gobierno porteño, el niño Mauricio, sus antecesores Aníbal Ibarra y Jorge Telerman, el ex embajador en U.S.A. José Octavio Bordón (pensar que en las presidenciales del 95 sacó cinco millones de votos), Lavagna, Antonio Cafiero (contento con que su hijo coprónimo Juan Pablo sea Embajador en el Vaticano luego del papelón de Iribarne, un divorciado que oficia de “patrón” del P.J. Capital para conseguir conchabos de ministros de diferentes gobiernos, desde Menem, pasando por Duhalde hasta los Kirchner). También estaban el sindicalista Rodolfo Daer y José Ignacio de Mendiguren, aunque por si fuera poco, Don Raúl Ricardo Alfonsín envió carta de adhesión.
El Cardenal dio rienda suelta a sus pensamientos, los cuales abarcaron desde el esclavismo moderno hasta la droga, pasando por el autoritarismo del gobierno kirchnerista para culminar en un recuerdo del espíritu reinante en los días de la Mesa de Diálogo en plena crisis del 2001-2002, aunque seguramente todos estuvieron de acuerdo que los Kirchner no se van a ir en helicóptero.

También esta semana, mas precisamente el jueves 25, se cumplieron 35 años del asesinato de José Ignacio Rucci, a lo que varios sindicalistas comenzando por Hugo “Duravit” Moyano, Jerónimo “Momo” Venegas (titular de las “62”) Hugo Barrionuevo y su cuñado Dante Caamaño, organizaron una misa en la Catedral de Buenos Aires. Si bien hasta Menem pidió por el esclarecimiento del crimen del sindicalista de la U.O.M. y entonces titular de la C.G.T., la cronología de este despertar de conciencia justiciera para con el señor Rucci, tiene su comienzo el 2 del corriente. Ese día la editorial Sudamericana publica el libro “Operación Traviata” del periodista Ceferino Reato. El día 10, Moyano reclama que el crimen de Rucci sea considerado de “Lesa humanidad”, aunque jurídicamente sea imposible y lo sabe hasta un estudiante de derecho. Ya el jueves 15, el “Canca” Gullo (que ahora desayuna con Chanpaigne y no con merca) a pesar de haber dejado la coca sigue afirmando que “fue la CIA”, a lo que nadie sabe si lo hace para ser coherente con sus dichos a la salida de Gaspar Campos hace 35 años o solo para tener un poco de prensa. Ya el 24, los hijos del asesinado, Aníbal y Claudia, piden a la justicia que reabra la causa en base al libro de C. Reato (Causa cerrada en 1989). Al otro día, el 25 de septiembre, el “Canca” Gullo dice que “todos los caminos conducen a los montoneros”(admitiendo que cuando decía que había sido la CIA se daba con “Toro viejo” endovenoso y aspiraba lavandina Ayudín). Los sindicalistas respaldan la reapertura de la investigación…¿Y que pasó? ¡¡Sorpresa!! El Juez Ariel Lijo reabre la causa, solicita a la editorial Sudamericana el original del libro de Reato y cita al periodista a declarar el próximo 2 de octubre. Me pregunto: ¿Somos tan inteligentes los argentinos como para que se tengan que tomar este trabajo de enhebrar todos estos hecho para reabrir una causa? ¿O será que creen que somos demasiado boludos y se nos cagan de risa sin que nos demos cuenta?

Ahora la última. Tras que en La Plata nos tenemos que bancar a Bruera, los "cabezones" Pérez y Delgado queriendo ser nuevamente diputados, la contadora Mirta Monti cobrando sueldo en dos lugares distintos del Estado, a su marido Roberto Benitez Mendoza cobrando como gerente por acomodar tomates y plantas de lechuga, a una sarta de boludos pensando en elecciones internas cuando no hay clases en las escuelas y las salas de primeros auxilios no funcionan, sumado a todo esto, el subsecretario de Asuntos Agrarios provincial Fernando Vilella se va “por asuntos particulares” (aunque tienen que ver con su función en la facultad de Agronomía de la U.B.A.) a Sao Pablo dos días a celebrar convenios, total…la sequía mas jodida de los últimos 20 años, la mortandad de cabezas de ganado y otras cuestiones menores de la gestión provincial pueden esperar.
Mientas tanto, también en el ámbito universitario pero ahora de la U.N.L.P., la Facultad de Periodismo local, en un Convenio celebrado entre la U.N.L.P. y la Universidad de Teherán, le da la oportunidad al lider de Quebracho, Fernando Esteche de dictar una cátedra sobre la “Desmitificación del discurso angloamericano sobre los países islámicos”. Si bien la materia es optativa (gracias a Dios) todos los viernes aparece Esteche por La Plata acompañado de un Sheik de la Asociación Islámica Argentina.

Ojalá Dios sea justo y me de vida para volver a ver al pincha campeón. Si bien hoy ganamos en clásico 3 a 1, prefiero pelearme con los muchachos de “la 22” antes que con estos burócratas cagatintas que esquilman nuestras finanzas sin remordimiento alguno. Mejor me voy a fumar mi Montecristo nº 3 y me tomo una buen Cabernet Sauvignon de la Familia Catena Zapata. Es la única manera que encuentro de superar la realidad.